jueves, 26 de febrero de 2015

La Amistad

Decir que esta persona es mi amigo o amiga, es bastante sencillo.


Usamos la palabra amistad para referirnos al mero hecho de conocer superficialmente a una persona, o decimos que es mi amigo por que hemos compartido algún momento esporádico lleno de alegría o de tristeza.
Siento, que eso, eso no es la amistad. 

La amistad, como la entiendo, es esa relación entre una o varias personas con las cuales uno sabe que cuenta con el otro, que sabe que si estas enfermo y lejos de casa, puedes llamar y que estarán para ayudarte, que de alguna manera son parte de tu vida y de tu día a día, no se necesitan agendas para quedar con amigos, no se necesitan motivos especiales o "huecos" para llenar con alguna cita. Amistad es decir desde la honestidad, esto me gusta, esto no me gusta, hacemos esto juntos o no lo hacemos. 

Un amigo, pregunta por el otro, se interesa de corazón por sus problemas, es capaz de aparcar un momento sus roles de espos@, madre, padre, hij@, para ser desde el corazón, un amigo o amiga.
La amistad, no es solo ir de juerga los fines de semana, es una relación de complicidad, de ayuda mutua, de no aislar a otro por que uno ya encontró lo que quiso, es incluir en los nuevos grupos, sin dejar de lado a nadie. 

La RAE define la amistad como: "afecto personal, puro y desinteresado, compartido con otra persona, que nace y se fortalece con el trato". No es cuestión de llamadas o mensajes en todo momento, es cuestión de saber que estas ahí y que sobre todo, cuentas para esa persona que llamas amigo. Hay tantos amigos que no veo, pero siento que si están conmigo, que sí me quieren y si les intereso, y eso es mutuo, sé que cuando nos veamos, será como que conversamos ayer, y que seguiremos hablando mañana,nos escuchamos, compartimos, nos sentimos en grupo. Eso es un amigo. 
 
Estoy desengañandome, hay días que sigo pensando que esas "amigas" me llamaran o que volveremos a ser como eramos, y eso, creo que no pasará. 
Enfocaré mi energía, en cultivar la relación que tengo con mis amigos de ahora, los de verdad, esos que saben donde ando, que siento, que pienso, que necesito, que quiero, y que no quiero, que realmente tienen tiempo para compartir conmigo, no que soy un relleno de sus vidas, esos amigos a los que también llamo y también siento que nos queremos. 

Amigos no son todos, y los que tengo, son realmente de verdad. 

Gracias.